..................................................................LEVAR ......................................................       Tu apoyo frente a la Artritis en Bizkaia - Artritis Erreumatoidea duten pertsonei laguntza Bizkaian

MSu Subtítulo

 

 

 

Noticias


Volver al resumen

02/04/2019

La lactancia materna es menos frecuente y de menor duración entre las mujeres con Artritis Reumatoide que en la población general

Durante muchos años la investigación ha estudiado el impacto del embarazo sobre la Artritis Reumatoide y las consecuencias de esta enfermedad sobre el embarazo. Sin embargo, no ha sido así en relación a la lactancia materna en mujeres con Artritis Reumatoide.
La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda la lactancia materna exclusiva durante los 6 primeros meses de edad del bebé y continuar hasta los dos años o más junto con alimentos complementarios.
La lactancia materna es la mejor la nutrición infantil, con muchos beneficios, especialmente en los bebés de alto riesgo o prematuros y además mejora el vínculo entre madre e hijo.
Por otro lado, sabemos que existe un mayor riesgo de brote de la Artritis Reumatoide dentro de los 3 meses posteriores al parto, por lo que la medicación suele reiniciarse rápidamente después de éste.
Se disponen de datos, aunque limitados, sobre la seguridad del uso de fármacos antirreumáticos durante la lactancia. Por el momento, se consideran compatibles con la lactancia: los glucocorticoides (prednisona) y AINE no selectivos, la hidroxicloroquina y la sulfasalazina.
Se debe evitar metotrexato y leflunomida durante la lactancia. Los inhibidores de la COX-2 y la azatioprina tampoco se recomiendan durante la lactancia. Y, por último, de otros productos biológicos, tales como: Tocilizumab, Abatacept, Rituximab y Anakinra utilizados en el tratamiento de la Artritis Reumatoide, se dispone de datos limitados o inexistentes por lo que su uso durante la lactancia debería evitarse.
Se han publicado los resultados de un estudio holandés en el que se compara la frecuencia y duración de la lactancia materna entre mujeres con Artritis Reumatoide frente a la población general. Y, por otro lado, identifica las razones por las que las pacientes con Artritis Reumatoide interrumpen la lactancia materna.
Según los resultados de este estudio, más de la mitad (57%) de las mujeres con Artritis Reumatoide interrumpen la lactancia materna antes de los 6 primeros meses posteriores al parto. A los 3 meses posteriores al parto sólo el 26% seguían con la lactancia materna frente al 46% de la población general o de referencia.
La mayoría de las pacientes informaron que habían suspendido la lactancia debido al reinicio del tratamiento de su enfermedad. Sin embargo, más del 40% de las pacientes que abandonaron la lactancia materna por este motivo, iniciaron tratamiento con fármacos que se consideraron compatibles con la lactancia (prednisona, sulfasalazina, hidroxicloroquina y/o AINE no selectivos).
La interrupción de la lactancia materna durante el uso de medicamentos compatibles podría deberse al temor general a tomar medicamentos durante la lactancia, a la falta de conocimiento o a preferencias generales de las mujeres a no tomar ningún medicamento durante la lactancia.
En conclusión, la lactancia materna es menos frecuente y de menor duración entre las mujeres con Artritis Reumatoide frente a la población general. En general, la interrupción de la lactancia materna entre las mujeres con Artritis Reumatoide es debida al inicio del tratamiento de su enfermedad, a pesar de que muchos de los fármacos se consideran compatibles con la lactancia.
La información y formación sobre la compatibilidad de fármacos antirreumáticos durante la lactancia es muy valiosa tanto para los pacientes como para el personal sanitario. Los especialistas no contraindican la lactancia materna en general, sino que seleccionan cuidadosamente los fármacos según a las necesidades clínicas de cada paciente.



Volver al resumen