..................................................................LEVAR ......................................................       Tu apoyo frente a la Artritis en Bizkaia - Artritis Erreumatoidea duten pertsonei laguntza Bizkaian

MSu Subtítulo

 

 

 

Noticias


Volver al resumen

12/09/2019

En algunos pacientes de artritis reumatoide puede persistir la progresión de la discapacidad incluso cuando el dolor mejora

Sabemos que en la Artritis Reumatoide, el dolor y la limitación funcional en las tareas diarias son síntomas comunes. El dolor puede tener evoluciones diferentes, con el tratamiento hay personas cuyo dolor mejora y en otras puede incluso empeorar. La experiencia del dolor es heterogénea lo que implica que cada persona tiene un nivel diferente de dolor y lo percibe y lo vive de formas diferentes.

Por lo tanto, esto implica que se necesita de una medicina personalizada en la que se valore no solo el alivio del dolor, síntoma más importante para los pacientes, sino que también se debe valorar el grado de funcionalidad en la vida diaria y la calidad de vida de estos pacientes.

Se realiza una encuesta con más de 800 pacientes adultos con artritis, mayores de 50 años, para valorar la relación entre dolor y discapacidad en las actividades de la vida diaria.

La discapacidad funcional es una consecuencia importante de la Artritis y los pacientes citan al dolor como una de las principales causas de limitación en su actividad diaria. Sin embargo, no se sabe si el impacto del dolor sobre la discapacidad es igual para todos los pacientes, especialmente entre aquellos que tienen experiencias muy diferentes de la evolución del dolor a lo largo del tiempo.

En este estudio, los pacientes encuestados en los que empeoró el dolor o bien se mantuvieron con un dolor severo, tuvieron niveles más altos de discapacidad en comparación con aquellos que tuvieron dolor leve y se mantuvieron estables. Sin embargo, los encuestados cuyo dolor mejoró, la discapacidad también se mantuvo alta y no mejoró como consecuencia de la mejora del dolor.

No sorprende que el empeoramiento del dolor esté asociado a mayor discapacidad ya que el dolor es una causa, comúnmente comunicada por los pacientes, que limita las actividades diarias y que lleva a discapacidad. Sin embargo, los resultados de este estudio sugieren que mejorar el dolor no necesariamente comporta mejoras en la discapacidad relacionada con las actividades cotidianas. Esto podría llevar a menor participación en la vida social a pesar de una reducción del dolor y peor calidad de vida de estos pacientes.

Todo esto nos lleva a que, en la consulta, no debemos quedarnos sólo con la información en relación a la mejora en el dolo, ya que a pesar de que un paciente comunique que su dolor está mejorando puede necesitar ayuda con su actividad en la vida diaria.



Volver al resumen